EL PARQUE SIN LUZ

 

El parque “Integración La Familia” fue inaugurado el 24 de octubre de 2015 y, desde su inauguración no puede ser disfrutado de noche. Los faroles que cuenta simplemente están de adorno.

Hace cuatro meses el alcalde de Chilca, Richard Ramos inauguró en medio de un gran espectáculo lo que prometía ser el principal centro de entretenimiento de la ciudad. Sin embargo, hoy en día algunas partes del parque ya se encuentran deterioradas, el grass natural está seco, los faroles que prometían alumbrar el parque durante la noche nunca han funcionado y, hasta la placa recordatoria no se ecnuentra.

Faroles del parque nunca han funcionado
Faroles del parque nunca han funcionado

 

La placa recordatorio ya no se encuentra en el parque.
La placa recordatorio ya no se encuentra en el parque.

El parque cuenta con juegos recreativos para niños cubierto de grass sintético, skatepark, máquinas para hacer ejercicio y mesas para jugar ajedrez y damas. Durante el día es visitado por muchos niños acompañados de sus padres y por jóvenes deseosos de un espacio para distraerse. Esto sucede también en la noche, muchas familias llegan al parque para pasar un momento junto a sus hijos.

“Sería bueno que el parque esté iluminado. Muchas personas vienen de noche y, quiera Dios no haya algún accidente”, indicó una madre de familia que lleva casi todas las noches a sus hijos para que jueguen ya que durante el día trabaja.

Mesas despintadas a solo cuatro meses de su inauguración.
Mesas despintadas a solo cuatro meses de su inauguración.

La falta de iluminación puede provocar un accidente o puede hacer del parque un lugar para acoger malos vicios, lo que sería una pena ya que, puede está gran obra quedar abandonada. Chilca necesita espacios donde las familias puedan distraerse sanamente. Los niños y jóvenes lo usan a diario y se divierten durante el día y noche.

Las autoridades deben darle mantenimiento y alumbrado a esta reciente obra que es de los pocos lugares que tiene Chilca para salir de casa y distraerse. No es posible que nunca haya funcionado el alumbrado ni, que a cuatro meses ya estén dañadas algunas partes del parque. Las familias de Chilca deben exigir un parque digno de disfrutar.